A través de la domótica podemos interactuar con la iluminación de cualquier estancia y crear ambientes acordes a nuestras necesidades.

¿Qué podemos hacer?

Podemos encender, apagar, regular las luces, crear ambientes y ahorrar:

  • Las luminarias permiten regular su intensidad y esto se puede utilizar para aprovechar la luz natural que haya en una estancia.
  • Crear ambientes nos permite disfrutar de diferentes luces encendidas y con diferentes intensidades según lo que estemos haciendo.

¿Cómo lo hacemos?

Mediante una aplicación en nuestro móvil o Tablet, a través de los propios pulsadores, o a través de pantallas:

  • Se dispone de una aplicación hecha a medida en la que podemos indicar a qué horas, cuando y según condiciones se debe realizar el encendido/apagado/regulación de las luces, qué puede ser de manera individual o en grupo.

¿Cuándo lo hacemos?

Cuando lo necesitemos. Podemos irnos de casa y desde un solo pulsador apagarlas, el pulsador puede ser físico o un icono en nuestra aplicación. Podemos establecer horarios. Podemos hacerlo en función si se detecta presencia. Podemos hacerlo por seguridad:

  • Simular presencia es sencillo y nos da tranquilidad para evitar robatorios.

¿Cuáles son las ventajas?

Las ventajas son múltiples, dependerá de las prioridades de cada uno:

  • Ahorro: reducimos el consumo de la factura eléctrica porque evitaremos dejarnos las luces encendidas innecesariamente.
  • Confort: dispondremos de escenas modificables por cada uno desde las cuáles podremos encender diferentes grupos de luces.
  • Seguridad: nadie sabrá si realmente estamos en casa. Un encendido/apagado de las luces a diferentes horas despistará a posibles ladrones.