A través de la domótica podemos interactuar con los sistemas de climatización de nuestra vivienda, y disfrutar de una agradable temperatura en cada zona.

¿Qué podemos hacer?

Podemos seleccionar que temperatura queremos según el día y la hora, y según si estamos en casa o no:

  • No es necesario ir cambiando la temperatura de la vivienda. Nosotros indicamos cuál es la temperatura idónea para nosotros en cada zona de la casa, y la domótica ya se encarga de que en cada zona haya la temperatura deseada.
  • Despreocuparnos: la domótica es un sistema inteligente al que le hemos indicado nuestras preferencias y trabaja por sí solo.

¿Cómo lo hacemos?

A través de una aplicación en nuestro móvil o Tablet, o a través de pantallas:

  • Se dispone de una aplicación hecha a medida en la que podemos indicar a qué horas, y qué días queremos una Temperatura u otra.

¿Cuándo lo hacemos?

Una sola vez indicaremos la temperatura ideal para nosotros y la domótica pondrá en marcha los equipos para refrigerar o calentar según se necesite.

Para nosotros será totalmente transparente conocer en qué momento tienen que activarse los sistemas para refrigerar o calentar.

¿Cuáles son las ventajas?

Las ventajas son múltiples, dependerá de las prioridades de cada uno:

  • Ahorro: reducimos el consumo de la factura eléctrica porque evitaremos refrigerar o calentar innecesariamente, así como ir encendiendo o apagando los sistemas de calefacción y refrigeración.
  • Confort: siempre tendremos la temperatura idónea en cada estancia.